jueves, 4 de septiembre de 2008

Un merecido descanso


Como al Sr. gerente del Roskachapa, le gusta que ponga tochos de texto en mi blog, allá voy con otra parrafada.

Tras el tremendo palizón de ir hasta Ávila a una velocidad media de 60 km/h, el día siguiente a nuestra llegada a Navaluenga, decidimos descansar y dar un respiro a nuestras posaderas. El pueblecillo en cuestión tiene una zona del Río Alberche adecuada para el baño, con piscinas naturales bajo un bonito puente románico (Las fotos del puente ya las pondré que ahora no me apetece).

En la foto vemos a Pepote aposentado sobre su adorada toalla de Sinchan, adquirida en el fastuoso mercadillo de Villarrobledo, mientras que Galvan intentaba estudiar con sus gafas de sol puestas para que no nos diéramos cuenta de las cabezaditas que iba echando entre tema y tema.

3 comentarios:

roskachapa dijo...

asi me gusta que pongas comentarios,
pero que fotos mas raras que haces. El pepote siempre parece de dibujos animados, parece un pepote de mentira.

roskachapa dijo...

asi me gusta que pongas comentarios,
pero que fotos mas raras que haces. El pepote siempre parece de dibujos animados, parece un pepote de mentira.

roskachapa dijo...

y aun lo podria decir una tercera vez, pero paso. Si hago mas comentarios me puntua para que aparezca mas mi blog en el google? eh?