lunes, 22 de septiembre de 2008

martes, 9 de septiembre de 2008

A las puertas de Ávila

Un árbol en Ávila


Ávila no solo tiene impresionantes murallas y chuletones, también existen hermosos árboles como el de la foto, este se encuentra junto a la bonita Basílica de San Vicente

sábado, 6 de septiembre de 2008

Uvas silvestres




Estando de ruta a pié por la Reserva de aves del Valle de Iruelas descubrimos unas cuantas uvas silvestres. Era la primera vez que veia unas, lástima que estuvieran verdes, para poder probarlas, aunque dicen que maduras tampoco están muy buenas. Por suerte todo el camino estaba lleno de moras que estaban de muerte.

jueves, 4 de septiembre de 2008

Un merecido descanso


Como al Sr. gerente del Roskachapa, le gusta que ponga tochos de texto en mi blog, allá voy con otra parrafada.

Tras el tremendo palizón de ir hasta Ávila a una velocidad media de 60 km/h, el día siguiente a nuestra llegada a Navaluenga, decidimos descansar y dar un respiro a nuestras posaderas. El pueblecillo en cuestión tiene una zona del Río Alberche adecuada para el baño, con piscinas naturales bajo un bonito puente románico (Las fotos del puente ya las pondré que ahora no me apetece).

En la foto vemos a Pepote aposentado sobre su adorada toalla de Sinchan, adquirida en el fastuoso mercadillo de Villarrobledo, mientras que Galvan intentaba estudiar con sus gafas de sol puestas para que no nos diéramos cuenta de las cabezaditas que iba echando entre tema y tema.

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Una noche en el Río Alberche



Justo junto al albergue de Navaluenga donde pasamos nuestras vacaciones este verano, pasaba el río Alberche. Una noche el amigo Pepote y yo decidimos bajar a hacer unas fotos nocturnas mientras Galvan roncaba que era una delicia en la habitación.

Todo parecía perfecto para la fotografía nocturna. Un río, la luna llena, un cielo estrellado, hasta que nos dimos cuenta de que había olvidado el disparador, así que tuve que hacer las fotos de 30 segundos y con una iso exagerada. El resultado no es una maravilla pero apañao (Que apañao eres, como dirían en Tomelloso).

En la foto se nos puede apreciar a Pepote y a mi (yo soy el que tiene la cara que parece borrón y Pepote el que está adoptando una postura de intelectual) así como una especie de torre que había quedado al descubierto al bajar el nivel de agua del pantano que teníamos cerca.